West Ham Utd. 3-1 Liverpool

febrero 27, 2011 20 Por Esto es Anfield
MARTILLEADOS.

Dos golazos del West Ham obra de Scott Parker y Ba antes del descanso, ponían las cosas muy dificiles a un Liverpool que pese a un buen inicio de encuentro, jamás pudo reponerse al poder realizador Hammer. El gol de Glen Johnson tras una nueva genialidad de Luis Suárez, llegaba demasiado tarde y los de Avram Grant aún tuvieron tiempo para eliminar cualquier atisbo de remontada Red con un gol de Carlton Cole. La debilidad defensiva de los de Dalglish nuevamente condena al Liverpool que ve practicamente fulminadas sus escasas aspiraciones de Champions League.


Por Stubbins.

No ha salido ni una a derechas en la tarde dominical londinense para los de Kenny Dalglish. El West Ham United ha cobrado vida en su lucha por el descenso a costa de un Liverpool que repitiendo las dudas del inicio de temporada, cuando recibió el primer gol, desapareció por completo cuando había realizado unos buenos primeros compases iniciales del encuentro. En ese periplo de tiempo, las acciones de Glen Johnson por banda izquierda ponían en jaque a la defensa de Avram Grant que veia como el inglés y un Raul Meireles multiplicado y omnipresente se acercaban con peligro a la porteria de Avram Grant. Entre ellas, un remate de cabeza de Johnson a la salida de un córner que un defensa hammer (quizás con el brazo) evitó que tomara camino de puerta.

Tampoco es que los locales rehuyeran al ataque. El primer a disparo entre los tres palos del partido, era obra de Hitzlperger que de un balón llovido del cielo, conectaba un derechazo que era blocado por Pepe Reina. Era el primer aviso de la dupla Hitzlperger – Parker que llevó de quicio al conjunto de Dalglish. Y como prueba de ello, solo se tuvo que esperar 22 minutos. Una magnífica combinación entre Hitzlperger y Parker acababa con un disparo con el empeine del inglés que tomando efecto de fuera hacia dentro, superaba de manera inapelable la estirada de Pepe Reina convirtiéndose en el primer gol local. Un verdadero golazo.

A partir de aqui, el Liverpool no supo reaccionar. Primero porque al West Ham el gol le supo a poco y se creció y acometió el portal defendido por Reina. Segundo, porque cuando se vislumbraba la reacción Red, tras una serie de polémicas decisiones arbitrales entre las que se incluyen dos posibles penaltys en el area visitante y una clara patada sobre la línea del area (penalty) a Luis Suárez desconsiderada como punible por el arbitro, llegó la desgracia para los nuestros.

Llegados al minuto 44 de partido, una jugada por banda derecha en la que Martin Kelly rompia por velocidad y se disponía a centrar al interior del area, acabaría con la participación del lateral en el partido. En plena carrera, el bravo y prometedor lateral se rompia y caia al suelo fulminado de dolor tocándose la parte trasera de su pierna izquierda. La rotura fibrilar, según Jimmy Rice en Twitter, podría dejar a Kelly fuera de los terrenos de juego durante al menos varias semanas. El sustituto de Kelly sería Joe Cole, lo cual comportaba un cambio en el sistema del 5-3-2 utilizado a un 4-4-2.

Ese cambio de sistema forzado e improvisado, provoca una variación en la zaga que pasa de defender al hombre a una defensa zonal. Esa variación sumada a la eterna debilidad defensiva en los balones centrados al interior del area, provocaron el segundo gol de los Hammers y con ello, borrar las ilusiones de los de Anfield de conseguir una victoria. Saque en largo de Green, un jugador Hammer peina el balón que recoge en el lateral Gary O’Neill. Este envia el balón al interior del area donde de la nada aparece Demba Ba para remachar con un testarazo inapelable y directo a la escuadra el 2-0. Nuevamente y ya son muchas ocasiones, no solo esta temporada, sino que también la anterior, una balón al interior del area provoca el caos defensivo en la zaga. Con la celebración del segundo gol, los jugadores tomarían el camino de los vestuarios.

Inciado el segundo periodo, si las ilusiones de remontada eran pocas para los de Anfield, rapidamente se evaporaron como las «Blowing Bubbles». En el minuto 48, Raul Meireles, el jugador más activo de los Reds abandonaba el terreno de juego sustituido por David Ngog, con claros síntomas de no poder dar un paso. La lesión no reviste gravedad por lo visto y solo se trata de un golpe en la rodilla.

Poca cosa se le vió al Liverpool para tratar de dar un vuelco al marcador. Muchos son los jugadores a los que se les debe exigir muchísimo más cuando van mal dadas. Son muchas y repetidas las pobres actuaciones durante esta temporada. Entre ellos y por encima de todos un Steven Gerrard al que si se le quita el nombre de la camiseta, pasaría plenamente desapercibido. Aún así, un disparo del capitán en el minuto 71, hizo salir de su letargo a un Green que respondió con una mano que enviaba el balón a córner.

Por suerte, pero no sirve de consuelo, los reds cuentan con un jugador tocado con la barita mágica de las musas. Ese no es otro que Luis Suárez. Inadvertido durante gran parte del encuentro ante la falta de suministro de balones, el uruguayo se sacó un quiebro magistral dentro del area para romper a la defensa y dar una asistencia de gol a Glen Johnson que el lateral ingles no desaprovecharía, estableciendo en boca de gol el 2-1. Era el minuto 83. La esperanza regresaba a los corazones reds.

Nada más lejos de la realidad. Cumpliéndose el minuto 90, un nuevo balón en largo era aprovechado por Carlton Cole ante la insuficiente y desastrosa oposición defensiva de Martin Skretl. El delantero Hammer disponía de una auténtica autopista hacia la puerta de Reina y no desaprovechó la ocasión para batir de seco disparo al palo corto del portero español. Avram Grant saltaba en su banquillo y Upton Park enloquecia. No en vano, eran tres puntos vitales para los londinenses.

Para los nuestros no queda otra que recuperar a todos los lesionados y recobrar un ánimo que hoy ha quedado un tanto tocado. No hay tiempo para las lamentaciones. El domingo que viene visita Anfield el Manchester United. Partido que no requiere presentación. Mucho más que tres puntos en juego y la opción de ver el debut de Andy Carroll. A dia de hoy, una de las pocas ilusiones que le quedan a la afición Red de aquí al final de temporada.

WEST HAM UNITED: Robert Green, James Tomkins, Matthew Upson, Wayne Bridge, Lars Jacobsen, Scott Parker, Thomas Hitzlsperger, Mark Noble, Gary O’Neil, Demba Ba (Carlton Cole, 89), Frederic Piquionne (Jonathan Spector, 82)

LIVERPOOL FC: Jose Manuel Reina, Glen Johnson, Danny Wilson, Jamie Carragher, Martin Kelly (Joe Cole, 43), Martin Skrtel, Raul Meireles (David N’Gog, 49), Steven Gerrard, Dirk Kuyt, Lucas Leiva, Luis Suarez.