Virgil van Dijk «Quiero ser recordado como una leyenda del Liverpool»

Virgil van Dijk «Quiero ser recordado como una leyenda del Liverpool»

febrero 21, 2019 0 Por Esto es Anfield

La entrevista a Van Dijk por parte de Guillém Balagué

Virgil van Dijk ha tenido un espectacular ascenso desde Groningen hasta Liverpool, pasando por el Celtic y el Southampton, para convertirse en el jugador considerado por muchos como el mejor defensa del mundo.

El internacional holandés se sentó con Guillem Balague y, en una amplia entrevista en directo para la BBC Radio 5, habló de las fases de crecimiento, de la película que ha visto ocho veces, de cómo se emborrachó en Disneylandia y de su objetivo de ser recordado «como leyenda del Liverpool».

En el período de crecimiento que ayudó a cambiar su vida….

Van Dijk, ahora de de un metro y noventa y tres centímetros de alto, nació en Breda y formó parte del equipo juvenil de Willem II antes de incorporarse a Groningen en 2010.

«Yo no era alto hasta que tuve un crecimiento acelerado – a los 16 años mi hermano menor estaba creciendo más que yo. Durante el verano cumplí 17 años, crecí 18 centímetros. Mi rodilla estaba un poco inestable. Tenía problemas en la ingle. Tuve tantos problemas, que tuve una rehabilitación adecuada con fisioterapeutas y estuve fuera durante seis semanas. Después de eso, empecé a jugar bien.

A los 16 años, era un lateral derecho lento y no era lo suficientemente bueno para jugar de central. Nunca fui un jugador destacado hasta que jugué para los sub-19 y me convertí en capitán. Luego todo fue mucho mejor: jugué algunos partidos para los menores de 23 años y, después, todo fue bastante rápido.

Cuando jugaba en el FC Groningen, tenía que ir en mi bicicleta a entrenar – mi primer salario fue en clases de conducir. Antes de firmar mi contrato, tenía 15 o 16 años y trabajaba como lavaplatos en un restaurante de Breda. Entrenaba el lunes, martes, jueves y jugaba el sábado y trabajaba el miércoles y el domingo por la noche desde las seis hasta la medianoche.

Trabajaba porque quería ir a la ciudad un sábado por la noche. Recibía unos 350 euros al mes y estaba tan contento que podía ir a McDonald’s a invitar a mis amigos. Entonces empecé a darme cuenta de lo importante que puede ser el dinero, pero no es lo más importante.»

Sobre sus problemas de apendicitis y la alimentación insana….

El gran muro de Breda tuvo un problema que le dejó parado durante semanas, no contaba con ello.

«Estuve en el hospital durante 13 noches y fue muy duro. Era un problema complicado del apéndice. Tenía una infección en el estómago; era una locura. Todo sucedió el 1 de abril de 2012[Día de los Inocentes], así que el día tampoco ayudó.

Estaba en una de mis mejores épocas en Groningen. Se suponía que íbamos a jugar el derbi contra Heerenveen y yo me sentía mal, no comía muy sano allí, así que fue culpa mía. Fueron dos semanas muy duras antes de que me operaran y después de eso fue aún más difícil. Definitivamente estaba en estado de shock.

Puse la televisión y una canción se puso en marcha – Viva la Vida de Coldplay, fue un momento emotivo. Si lo escucho ahora, pienso en los momentos difíciles y en lo bueno que es ahora mismo y lo orgulloso que puedo estar.

No pude hacer nada durante al menos 10 días, no pude caminar. Cuando caminaba por primera vez, hacía 10 metros y respiraba como loco. Después de un mes, empecé a entrenar con los físicos para recuperar mis músculos. Después de eso jugué una temporada completa y fui al Celtic.»

Sobre cómo surgió el movimiento de Liverpool….

Van Dijk pasó dos temporadas con el Celtic antes de mudarse a Southampton. Después de dos temporadas en St Mary’s, presentó la ‘transfer request’ en medio del interés de Liverpool, y los Saints acusaron a Liverpool de hacer una aproximación ilegal. Seis meses después, se unió a los Reds por £75m.

«Después de finales de agosto[y la ventana de fichajes], bajé la cabeza, jugué en Southampton y lo di todo. Estaba contento de jugar porque volví de una lesión de ocho meses.

Cuando todo sucedió durante el verano, la gente duda de ti. Para mí, realmente no me importaba, ya que lo daba todo en los partidos y en los entrenamientos. Cuando fue diciembre y recibí una llamada para decir que habían hecho un trato y que podía hablar con Liverpool, me sentí muy feliz.

Fui a la final de la Juventus contra el Real Madrid de la Liga de Campeones en Cardiff en 2017 y muchos aficionados del Liverpool se me acercaron y me dijeron que tenía que firmar por ellos. Fue un gran gesto, fueron amables y respetuosos.»

Sobre mantener el círculo de amigos y familiares…

Virgil es una persona con la cabeza amueblada y en eso tienen que ver mucho su familia y los amigos que le rodean, partes importantes en su crecimiento.

«Conozco a mi mejor amigo desde que tenía 12 o 13 años. Va a ser padre pronto, así que estoy muy feliz por él. Si lo necesito, está ahí. Si me necesita, estoy ahí para él.

Mantengo un círculo muy pequeño a mi alrededor. Cuanto más grande seas como jugador, más grande será el foco de atención. Mucha gente que conociste una o dos veces quiere volver a entrar en tu vida. Tengo una esposa fantástica que también puede ver a través de esas cosas.

Mi familia, mi esposa y mis hijos son lo más importante. He tenido muchos momentos difíciles a lo largo de los años, pero al llegar a casa y ver a mis hijos sonriendo y a mi esposa, todos están sanos, entonces nada me importa en el mundo. Esa es la fuerza motriz para mí. Por eso es por lo que lo hago todo.»

Sobre sus raíces surinamesas…

Surinam – uno de los países más pequeños de Sudamérica – declaró su independencia de los Países Bajos en 1975. Y es una parte muy importante para VVD.

«Mi madre es totalmente surinamesa y mi padre es totalmente holandés. Fui un par de veces y lo disfruté. Cuando vamos allí vamos a ver a la familia. Me gustaría ir allí con mis hijos. Mi abuelo vive en Breda; es un abuelo muy orgulloso. Es un tipo genial. Mucha gente en Breda lo conoce. Era árbitro, a veces iba a los partidos a verle y le respetaban mucho.

Sobre por qué muchos grandes jugadores como Patrick Kluivert, Ruud Gullit y Clarence Seedorf son de ascendencia surinamesa….

Tal vez somos fríos. Es sólo la forma en que pensamos»

Su amor por Disneylandia….

Sorprendente lo que le gustan algunas cosas a nuestro central

«Me gustan las películas de Disney y me encanta llevar a mis hijos a Disneylandia. Verlos tan felices me alegra el día.

Tenía unos siete u ocho años cuando fui por primera vez y fue fantástico, pero no lo hicimos muchas otras veces porque era muy caro.

Fui con mi esposa en la etapa inicial de la relación. Nos emborrachamos en el hotel y me encantó todo.

Me gusta mantener todo simple. Así era en los viejos tiempos y así debería ser. ¿Por qué hacer las cosas difíciles? ¿Por qué tener momentos difíciles cuando no es necesario? ¿Por qué ser negativo cuando puedes disfrutar de la vida y ser positivo? Eso es algo que aprendí a lo largo de los años.

Trato de ser lo más positivo posible. La vida es demasiado corta para ser negativa

Sobre su amor por los programas de televisión….

Las series y estar un rato en el sillón disfrutando de la tele son sus hobbies.

«Soy un gran fan de los programas de televisión. Soy un gran fan de Prison Break, lo he visto ocho veces.

Recuerdo que cuando empecé Game of Thrones, todo el mundo decía ‘hay que tener cuidado’ pero yo pensaba ‘es ciencia ficción, no es real, no es nada’. Lo intenté y luego no pude dejar de verlo.

En la primera temporada ellos *redactaron para la gente que no ha visto la primera temporada* y yo estaba como’woah’. Después de eso es una locura. Ves cosas que no puedes esperar. Es un gran espectáculo.»

El mundo moderno….

No es muy de redes sociales, aunque ya dijo meses antes que conoció su canción gracias a ellas, pero hay un trasfondo de que no el gusta al holandés.

«Veo muchas cosas cambiando, la forma en que la gente piensa. La influencia de los medios sociales es increíble. Es triste ver – es una vida falsa que algunas personas viven.

Me gusta ser reservado. Cuando ganamos, todo es fantástico y quizás eres el mejor central del mundo y la gente habla de ello. Pero si pierdes o concedes, eres el peor central del mundo. Esa es la vida que vivimos.»

Oh, cómo le gustaría ser recordado….

«Como una leyenda de Liverpool. Quiero lograr cosas increíbles aquí. Tenemos un equipo fantástico, lo tenemos todo, tenemos todas las herramientas.

Hicieron todo lo posible para conseguirme y quiero darlo todo por ellos. Antes de empezar a entrenar[con el club], fui al partido contra Leicester[en diciembre de 2017]. Estuve en la sala de juntas y conocí a muchas leyendas, grandes jugadores que jugaban en un club hermoso.

Cuando juegas en este club, siempre serás bienvenido ya que has sido parte de la familia. Es una de las razones por las que quería jugar en el club.»

Sobre dónde le gustaría retirarse…

La retirada aún está lejos, pero el muro de Breda, quiere sobretodo descansar y en el campo.

«Los padres de mi esposa viven en el campo en los Países Bajos. Me encanta cuando estamos allí; es agradable y tranquilo y nadie te molesta. He pensado en vivir así cuando terminemos.

Pero también está Londres y zonas como Kensington con bonitas casas, y crees que sería fantástico tener una casa en la ciudad. Un poco ocupados, bonitos bares y lugares para desayunar.

No tenemos un montón de días libres, pero cuando lo hacemos, tomamos un tren a Londres y pasamos un buen rato allí.»