Sunderland AFC 0-2 Liverpool FC

marzo 20, 2011 16 Por Esto es Anfield

La esperanza permanece viva.

Un penalty inexistente transformado por Kuyt y una nueva maravilla ejecutada por Luis Suárez, le han dado al Liverpool los tres puntos necesarios para seguir en la pugna por la quinta plaza. Una jornada que se cierra en positivo ya que ha permitido a los de Dalglish reducir distancias con el Tottenham Hotspurs tras su empate de ayer en el derby londinense frente al West Ham United. Carroll y Suárez fueron titulares por primera vez y el joven Jay Spearing dió muestras de ser un jugador muy válido para el primer equipo.

Por Stubbins. (@El_Stubbins)

Se guardo un respetusosímo minuto de silencio por la víctimas del terremoto y tsunami de Japón. Tras ponerse el balón en juego, se empezó a ver a un equipo de Kenny Dalglish que enseguida buscó el marco local con sendos remates a puerta de Dirk Kuyt que a punto estuvo de aprovechar una asistencia con la cabeza del gigante Andy Carroll, para después rematar de cabeza alto un saque desde la esquina. Tras los primeros avisos de los Reds, el Sunderland se puso manos a la obra y recuperó el manejo del partido.

Poco duraría ese dominio local. Y es que con apenas 20 minutos de juego disputado, Sulley Muntari debia abandonar el terreno de juego por lesión dejando su plaza a Lee Carttermole, convaleciente también de una reciente lesión. No acabarían aquí las desgracias para el cuadro de Steve Bruce. Apenas tres minutos después, su jugador más creativo, Kieran Richardson debía abandonar el terreno de juego por idénticos motivos. Steed Malbranque le sustituia.

Con gran parte de los planes iniciales de Steve Bruce trastocados por las lesiones, el Sunderland vería estupefacto como todo se acabaría por torcer en el minuto 31, cuando un error en el control del balón de Mensah, era aprovechado por un hábil y atento Jay Spearing para tomar camino de la porteria y ser derribado por el defensor, claramente antes de que el joven scouser hiciera acto de entrada en el area. Inicialmente el arbitro señaló la falta, pero a instancias del línier, señalaría erroneamente el punto de penalty. Tras mostrar amarilla al defensor black cat, Kuyt se encargaría de transformar el penalty tirando a la izquierda del meta Mignolet. En la celebración, los jugadores corrían a buscar a Lucas Leiva y como Bebeto y Mazinho en el mundial de 1994 emulaban el ya clásico acunamiento imaginario de bebé en brazos como celebración de la reciente paternidad de Lucas Leiva.

La indignación de los locales era evidente. Steve Bruce en el banco, no dejaba de proterstar con el cuarto arbitro. Mientras tanto, en el cesped, Luis Suárez a punto estaba de hacer subir el segundo al marcador, de no ser por una brillante parada de Mignolet. De este modo, entre protestas locales y la tranquilidad y comodidad del marcador en los visitantes finalizaría el primer tiempo.

El partido se reanudaba y durante muchos minutos entraba en una fase de claro sopor. Los de Bruce trataban de llegar a la puerta de Reina, pero no lo conseguían en absoluto. Ciertamente, el Liverpool parecía recuperar esa característica del equipo de Benítez de anular por completo al rival. La única manifestación ofensiva de los de Dalglish era llevada a cabo por la buena salida de balón de Jay Spearing buscando a Suárez y Carroll a la contra. Buenas las combinaciones entre ambos, aunque al gigantón Carroll se le sigue dando el balón demasiado en largo y a la cabeza, sin tener en cuenta, que no es ni mucho menos un jugador torpe con el balón controlado.

Precisamente sería Carroll quien gozaría de la mejor oportunidad para aumentar la diferencia en el marcador. A la salida de un corner, el ex-jugador del Newcastle (silbado continuamente por la hinchada local) se alzaba más que nadie en el interior del area, cabeceando con fuerza hacia meta. La rodilla de Malbranque en plena línea de gol evitaba el 0-2 para los reds. Poco después, Ngog sustituia al nuevo nueve del Liverpool. Jay Spearing probaría suerte con un disparo que Mignolet con una excelente estirada abortaba, enviando a córner. El partido de «Speo» ha sido muy completo. Bien a la salida del balón, apretando al rival en defensa y siempre atento en la ayuda al compañero. Magnífico el trabajo del joven valor de The Academy.

Claro que, para valor, calidad y magia, Luis Suárez. El uruguayo una vez más ha dejado su sello de auténtico crack con la jugada del segundo gol del partido. Recibiendo el balón muy cerca del córner, emprendió camino de porteria en paralelo a la línea de fondo. Una vez cerca del portero y cuando éste esperaba un centro atrás, Suárez ha disparado un puncherón terrible entre el portero y el primer palo, que ha soprendido por completo al meta que no ha podido evitar el gol que ahora si, daba con casi total seguridad los tres puntos a los de Anfield.

No acabarían aqui los items de Suárez en el partido. En el minuto 83, provocaba una falta de Mensah, al que el árbitro mostraba la segunda cartulina amarilla al tratarse del último defensor. Aún asi, Suárez no acabaría aquí con su protagonismo, debido a que minutos después debía ser sustituido por Joe Cole con claros síntomas de dolor en su ingle. No se sabe si la lesión reviste gravedad. Lo que si está claro, es que el uruguayo ya al descanso se retiraba tocándose esa zona.

A partir de ahí, con el marcador a favor y con un hombre más en el terreno de juego, el Liverpool jugaba a placer. Era la sentencia. El Sunderland perdía el partido y sus ultimas aspiraciones europeas. El Liverpool conseguía la victoría y recortaba en dos puntos la distancia con la quinta plaza. El domingo que viene, descanso por partidos de selección.

LIVERPOOL: Reina, Carragher, Agger, Skrtel, Johnson, Spearing, Lucas Leiva, Kuyt, Meireles (Maxi 82′), Suárez (Cole 89) y Carroll (Ngog 72′)

GOLES:
0-1 Kuyt (pen) 32′
0-2 Suárez 77′