Sadio Mané “nunca dejé de soñar”

Sadio Mané “nunca dejé de soñar”

abril 8, 2020 0 Por Esto es Anfield

Made in Senegal, el documental sobre Sadio Mané.

 

 

El 8 de abril se ha puesto en marcha un documental sobre la historia sobre nuestro león de Teranga, «Made in Senegal». Hay mil anécdotas, mil pensamientos de compañeros, entrenadores, momentos de su infancia y como desde su querida África llegó a conquistar Europa y el mundo.

 

-ESTE ARTICULO CONTIENE SPOILERS, SÓLO LEER DESPUÉS DE VER EL DOCUMENTAL –

 

De todas las historias notables del nuevo documental sobre Sadio Mané, hay una que destaca. Desde los recuerdos de la infancia en los que se utilizaba un pomelo como pelota en la remota aldea de Bambali hasta el triunfo del Liverpool en la Champions League en 2019, “Made in Senegal” presenta a Mané narrando su historia de «de los harapos a la riqueza» e incluye entrevistas con Jürgen Klopp y varios de sus compañeros de equipo de Anfield, entre ellos Mohamed Salah, Gini Wijnaldum y Virgil van Dijk. Sin embargo, el recuerdo de Mané del día en que su padre murió es sin duda su momento más conmovedor.

La muerte de su padre.

«Tenía siete años», dice en el documental y se hace eco en The Guardian «Estábamos a punto de jugar en el campo cuando un primo se me acercó y me dijo: ‘Sadio, tu padre falleció’. Le contesté: ‘Oh, ¿de verdad? Está bromeando…’ No pude entenderlo realmente. Antes de morir, tuvo este tipo de enfermedad durante semanas. Le trajimos algo de medicina tradicional y lo mantuvo tranquilo durante tres o cuatro meses. La enfermedad regresó, pero esta vez la medicina no funcionó y como no había hospital en Bambali tuvieron que llevarlo al siguiente pueblo para ver si podían salvarle la vida. Pero no fue así.

Cuando era joven mi padre siempre decía lo orgulloso que estaba de mí. Era un hombre con un gran corazón. Cuando murió, tuvo un gran impacto en mí y en el resto de mi familia. Me dije a mí mismo: «Ahora tengo que hacer lo mejor para ayudar a mi madre». Eso es algo difícil de manejar cuando eres tan joven».

 

Dos décadas después, un hospital financiado exclusivamente por Mané abrirá sus puertas dentro de unos seis meses para acompañar a la escuela que construyó en su pueblo natal el año pasado y dice que las circunstancias que rodearon la muerte de su padre son una de las principales razones de su labor benéfica en la provincia de Sédhiou, donde el Banco Mundial estima que casi el 70% de las familias viven en la pobreza. «Recuerdo que mi hermana también nació en casa porque no hay ningún hospital en nuestro pueblo. Fue una situación muy, muy triste para todos. Quería construir uno para dar esperanza a la gente».

De Dakar a saltar a Europa.

Uno de sus mejores amigos, Luc Djiboune, fue quien le ayudó a crecer porque su familia no se fiaba de su carrera futbolística y como algunos sabéis se fue a Dakar a triunfar «Fue difícil porque no tenía a nadie que me apoyara para lograr mi sueño. Pero nunca dejé de soñar. Fue muy valiente dejar a mi familia en el pueblo e ir a Dakar, pero sabía que podía tener éxito». Después de eso, mi familia empezó a tomarlo más en serio y supo que no quería hacer nada más. Sabían que no tenían otra opción, así que me ayudaron».

Fue en la academia ‘Generation Foot’ en la capital de Senegal, Dakar, donde el viaje de Mané al estrellato realmente comenzó después de que anotará cuatro goles durante un partido de prueba. «Creo que quedaron impresionados», dice en el documental. Bajo la atenta mirada de su fundador, Mady Touré, a quien Mané describe como «como un padre para mí», fue fichado por el club francés Metz a principios de 2011 y traspasado al equipo austriaco Red Bull Salzburg 18 meses después, tras haber desempeñado un papel fundamental en la trayectoria de Senegal hasta los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de 2012.

El rapero que conquisto a Klopp

Klopp recuerda que dejó pasar la oportunidad de ficharlo para el Borussia Dortmund en 2014 tras haber emitido un juicio basado en la forma en que llevaba puesta su gorra de béisbol.

«¡Dijo que yo era como un rapero!» Mané dice, riéndose de la memoria. «Pero creo que di lo mejor de mí, así que, ¿qué puedo decir? Eso es parte de la vida, nunca sabes cómo te vas a llevar con la gente. Pero creo que se equivocó, seguro. Fue una experiencia para mí también, sin embargo. Sabía que tenía que mostrarle más hasta que nos encontráramos de nuevo … «

Klopp finalmente consiguió a su fichaje en 2016 después de que Sadio Mané marcara cuatro goles en tres partidos contra el Liverpool para el Southampton, «Perdíamos dos cero, estaba de suplente. Koeman el entrenador me sacó remontamos el partido y yo marqué dos goles. Yo era un jugador insignificante que acaba de hacer un gran partido. El Liverpool se fijaba en los jugadores que le causaban problemas, así que no podía decir que no».

 

La admiración de Mané por su entrenador es evidente en el documental, ya que se le muestra conduciendo a casa después de la increíble remontada de la victoria sobre el Barcelona en la semifinal Champions, la del milagro del año pasado.

«Lo que lo hace especial es que nunca deja de creer. En el encuentro previo al partido estaba realmente convencido de que podíamos hacerlo. A pesar de que nos faltaban dos de los mejores jugadores del mundo Salah y Roberto Firmino. Presionó a los chicos para que diéramos todo lo posible e intentó quitarnos la presión».

 

La oportunidad que no iba a desaprovechar, el Liverpool.

 

Sadio Mané tenía un sueño, fichar por el Liverpool, ser importante «Siempre he soñado con jugar en los mejores equipos europeos. Cuando tuve la oportunidad de ir al Liverpool no lo dude. Es un honor llevar la camiseta que tantos jugadores han llevado».

 

Es importante dar buen ejemplo a todos los jóvenes que me siguen

Las imágenes de la celebración en Madrid son buenísimas, pero nada que ver con las de Bambali, su pueblo, son una locura, rodeado de aficionados. «Cuando ves a este tipo de personas y las ofrendas frente a la casa, piensas: ‘Vaya, tengo que trabajar aún más duro para ellos'», dice Mané, que también ha aportado £40,000 al gobierno de Senegal para ayudar a combatir el coronavirus.

«Tal vez si hubiera habido una escuela mejor cuando era más joven tal vez podría haber estudiado más. Pero no fue así, yo estaba en la aldea. Así que todos los chicos de allí quieren jugar al fútbol y ya nadie quiere ir a la escuela. Sólo quieren ser futbolistas como yo… Pero siempre les digo que se aseguren de que tienen que estar bien educados e ir a la escuela. Por supuesto que pueden seguir jugando al fútbol, pero te ayudará más a tener éxito en lo que haces si haces ambas cosas. Ya no es como cuando era joven porque era muy difícil en ese entonces».

Este documental lo podéis ver de manera gratuita en la app de Rakuten Tv.

«Es como un León, no se detendrá hasta que lo consiga»