Repercusiones del Liverpool – Man. United.

septiembre 24, 2012 9 Por Esto es Anfield
Lesiones, tuits insultantes y enfado.

La derrota de ayer en Anfield ante el Manchester United, ha dejado un amplio reguero de noticias para nada positivas para el equipo de Brendan Rodgers. A la dificil situación en la clasificación, se le deben unir las graves lesiones de Martin Kelly y Daniel Agger. El central danés debió de ser retirado en camilla mediada la segunda parte tras un choque fortuito. Brendan Rodgers no se mostró nada optimista sobre el estado de Agger. «No pinta bien. Los médicos están diciendo de que se trata de un tema de ligamento. Veremos.» Afortunadamente, las últimas exploraciones médicas realizadas, han desestimado la temida lesión de ligamentos, aunque sí que han confirmado un fuerte golpe en la rodilla. También Fabio Borini debió de ser sustituido al descanso del partido por «Suso». El italiano sufrió una contusión en su pie por la que se le inflamó el tobillo.
A Martin Kelly le esperan al menos cuatro meses de baja, tras confirmarse esta mañana las peores previsiones en el exámen médico a su lesión de rodilla en los minutos finales del partido, que le obligaron a retirarse del terreno de juego. Así lo ha manifestado el propio jugador a través de un tuit desde su cuenta oficial. «Lo que puedo decir es que no es la peor lesión que he tenido y seguramente estaré luchando por mi lugar en el equipo en próximo año cuando regrese en mejor forma y más fuerte»

Pero si la popular red social es útil para mantener un contacto más directo entre jugadores y aficionados, también es utlizada por algunos descerebrados, para fines absolutamente execrables. La actuación arbitral de Mark Halsey, levantó las iras de la amplia mayoria de los supporters del Liverpool. El enfado entre la afición es lógico y legítimo, pero unos pocos sobrepasaron esos límites para dirigir mensajes vejatorios e insultantes al colegiado a través de Twitter.
Así lo ha denunciado la Organización de Árbitros de fútbol profesional, que ha advertido la recepción por parte de Mark Halsey de diversos tuits donde se le insultaba e incluso se hacía graves referencias al cáncer de garganta superado en el año 2009 por el colegiado inglés. Unos hechos que por supuesto desde aquí denunciamos y desaprobamos.
Quien no escondió su enfado por el arbitraje de Mark Halsey, fue el técnico Red, Brendan Rodgers. El norirlandés aseguró tajante que el árbitro había adquirido un papel protagonista en la derrota del Liverpool. La expulsión de Jonjo Shelvey, fue la princpal queja de Rodgers. «Si Jonjo es expulsado, entonces Johny Evans también debió haberlo sido.» Como no, la jugada del penalty de Glen Johnson sobre Antonio Valencia, también fue el foco de las protestas de Rodgers. «Todo el mundo ha podido ver que no era penalty. Glen Johnson ha hecho una magnífica recuperación y entonces Valencia se ha caído no sé por qué»
La jugada del penalty fue comparada  con la ocurrida previamente en el área Mancunian protagonizada por Luis Suárez. «En el otro área Suárez ha sufrido un claro contacto de un defensa cuando se había llevado el balón y allí no se ha indicado nada.» 

Accede a las noticias: