Mohamed Salah, la velocidad del Liverpool

Mohamed Salah, la velocidad del Liverpool

enero 27, 2020 0 Por Esto es Anfield

 

 

Mohamed Salah: “¡El balón va más rápido que tú, hay que pasarlo!”

Edén Ulises Martínez

Mo Salah tiene que aprender que el fútbol es asociación. A estas alturas de su carrera, con el club que juega y con el entrenador que tiene, esperaría que jamás tuviéramos siquiera que sugerirlo. Es evidente que el Liverpool de Klopp es lo que es porque se basa en un esquema de colaboración colectiva, un organismo que permite la creatividad dentro de la rigidez natural de cualquier estructura.

La temporada que estamos viviendo actualmente es el ejemplo perfecto de esto: los goles se han repartido entre varios miembros de los reds, delanteros, mediocampistas, incluso defensas centrales y laterales.  Nadie se asombra cuando Alexander-Arnold, Van Dijk o Robertson anotan, ni cuando Mané o Salah defienden por las bandas. Cada jugador en la plantilla del Liverpool puede marcar un gol y presionar defensivamente, unos más que otros claro, con sus respectivas limitaciones.

Muchas veces, entre amigos y cuando pierdo la mesura, he mencionado que el Liverpool ha traído la democracia al fútbol. Un equipo que se niega a fichar superestrellas y que mejor intenta crearlas (vender a Coutinho fue la mejor decisión del mundo), pero para que trabajen dentro de la circunspección del juego en equipo, que es lo primordial. Lo vimos con el gol de Curtis Jones ante Everton, y hace unos minutos con el remate de Henderson.

Hoy apreciamos exactamente eso, pero en el Wolverhampton. Los underdogs de Nuno Espírito Santo presionaban, colaboraban con el ataque y la defensa, no buscaban lucirse sino ganar, funcionar.  Adama Traoré y Raúl Jiménez, en mi opinión dos de los mejores atacantes de la Premier League actualmente, no tuvieron un resquicio para el egoísmo o el lucimiento, y casi devoran al León. Salah, en cambio, fue todo lo contrario, y dejó ir dos oportunidades clarísimas por no pasar la pelota, ¡Salah! ¡Ahí estaba Oxlade-Chamberlain, ahí estaba Minamino!

¿Quién se acuerda de aquella película de fútbol de los dos miles, “Goal”, en la que el puntero mexicano Santiago Muñez casi perdía su puesto en el Newcastle precisamente por no pasar el esférico? “¡El balón va más rápido que tú, hay que pasarlo!”, le gritaba su entrenador, Dios sabrá cómo se llamaba.

Liverpool’s Egyptian midfielder Mohamed Salah (C) takes a shot during the English Premier League football match between Wolverhampton Wanderers and Liverpool at the Molineux stadium in Wolverhampton, central England on January 23, 2020. (Photo by Oli SCARFF / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club/league logos or ‘live’ services. Online in-match use limited to 120 images. An additional 40 images may be used in extra time. No video emulation. Social media in-match use limited to 120 images. An additional 40 images may be used in extra time. No use in betting publications, games or single club/league/player publications. / (Photo by OLI SCARFF/AFP via Getty Images)

De alguna u otra manera, el Rey Egipcio siempre se las arregla para remendar sus errores y que parezca que estos no son determinantes, pero con todo lo que está en juego habrá que recordarle (seguramente Klopp ya lo hizo) que siempre, siempre, es mejor no anotar y ganar, que hacerle un hat-trick a un equipo que te ganó 4-3. Salah, ya notamos que estás muy en forma, ¡pero el balón todavía va más rápido que tú!