Luis Suárez «El Pistolero ha llegado»

Luis Suárez «El Pistolero ha llegado»

marzo 8, 2011 1 Por George Olmos

Hoy os vamos hablar del “Pistolero” que acaba de aterrizar en Anfield, y al que le han bastado unas semanas para convertirse en el nuevo ídolo de los reds. La zamarra número siete del Liverpool, por fin, tiene un dueño que está a su altura.



Por Jorge Olmos

Luis Suárez es uno de los seis hijos de la señora Sandra Díaz, madre soltera. Es un delantero rápido e incisivo, todo un carácter, un jugador de sangre caliente, este último sería el adjetivo que mejor le definiría.

Empezó a dar sus primeros pasos futbolísticos, con 10 años, en uno de los equipos de la capital del país charrúa, Nacional de Montevideo. Al año de comenzar en el primer equipo ya era titular indiscutible, y sus goles y partidos memorables con el “Rey de Copas”, no pasaron desapercibidos para el mercado europeo. Un año después de su debut con el Nacional haría las maletas camino de Holanda, y más concretamente del Groningen. En su primera, y única, temporada con los verdiblancos marcó once goles, lo que le valió el salto a uno de los grandes equipos de Europa , el Ajax de Ámsterdam.

En el equipo holandés estaría cuatro temporadas. El Pistolero se convertiría en el líder y capitán de los ajacied, y sus goles serían memorables. Para muestra un botón, su gol numero 100 con la zamarra del Ajax fue de chilena. Entró en el club selecto de los jugadores que han llegado a la cifra centenaria con el cuadro de Amsterdam, y se unió al Olímpo de los Bergkamp, Cruyff o Marco Van Basten. El 20 de Febrero tendría la posibilidad de despedirse de la que fue su afición, con una ovación que se prolongó durante más de diez minutos, y, a modo de homenaje, le cantaron el You´ll Never Walk Alone en el Amsterdam Arena.

A nivel de selecciones también fue precoz, la llamada para el combinado charrúa no se hizo esperar, y en 2007 hizo su debut contra Colombia, pero el carácter, que a veces le hace pasar malas pasadas, hizo que en su debut fuera expulsado. También ese carácter le ha traído alegrías. Sin ir más lejos, hace unos meses, en su primera Copa del Mundo, en Sudáfrica, en los cuartos de final, y cuando parecía que el balón se metía en el marco de su compañero Muslera, como si fuera un felino, hizo una parada antológica y fue expulsado, y en pocos minutos pasó de villano a héroe, ya que el penalti no fue convertido. Se perdió las semifinales de un Mundial, pero sin aquella parada se habrían vuelto antes para casa. Los charrúas acabaron cuartos, reverdeciendo viejos laureles.

El 28 de Enero de este año, “El Pistolero” haría una vez más las maletas, pero esta vez para dirigirse camino de la ciudad de The Beatles. Dicen que una de las personas que le convenció para ir camino de la orilla del Mersey fue su hermano Sany Suárez, y por supuesto su gran valedor, Kenny Dalglish, que nada más aterrizar le recibió con un «Hola, bienvenido» en un perfecto castellano.

Su debut no pudo ser mejor, contra el Stoke, en Anfield, y enfrente de The Kop, marcaría el segundo gol, el debut soñado. El pasado domingo jugaba su primer clásico en Inglaterra, y los defensas del United lo sufrieron. Es un jugador que nos dará muchas alegrías. Con el charrúa el equipo da un paso gigante, y formará una dupla mortal con Andy Carroll. En diversos foros ya se les conoce como los nuevos “Keegan & Toshack”. Parece que el charrúa no sentirá la presión por llevar el siete que llevaron Dalglish o Keegan, ya lo advirtió después del partido contra el United «Lo mejor de mí está aún por llegar».