Lo aprendido del Liverpool 2-1 Ludogorets

Lo aprendido del Liverpool 2-1 Ludogorets

septiembre 17, 2014 3 Por De Castro

Dulce regreso.


Por Jorge De Castro (@jorge_decastro)
El Liverpool volvió a la máxima
competición de clubes en Europa y lo hizo a su manera tan particular, de la
forma más difícil… Típica noche europea en Anfield donde no faltó nada y todo
terminó decidiéndose en el último suspiro. El partido tuvo tintes de lo que se
vio el fin de semana ante el Villa; un Liverpool un poco lento y carente de
ideas ante un rival muy ordenado que propuso mucho más que los villains. Balotelli
abrió su cuenta y dio un buen partido en el que los laterales españoles
acapararon los focos por sus aportes tanto en defensa como en ataque.  Los Reds se terminaron llevando los 3 puntos
con mucha fortuna, y aunque aún queda mucho por corregir, que bueno que es
estar de vuelta.
Laterales de confianza.
Hacía tiempo que no se contaba
con seguridad en ambas bandas en Merseyside. En los últimos años, siempre había
al menos un flanco bastante débil bien fuese en defensa o en ataque. La llegada
de los dos laterales españoles esta temporada, Alberto Moreno por izquierda y
con un gran cartel, y Javier Manquillo por derecha sin tanto renombre,
invitaban a creer en cosas buenas, y hasta ahora, no han decepcionado. Moreno
fue quizás el mejor del partido ante los búlgaros, sus constantes subidas por
la izquierda fueron sin duda la principal causa de peligro para el Ludogorets
que nunca pudo contenerlo, y fue en uno de sus tantos buenos servicios al área,
que encontró a Balotelli para abrir el marcador. Su mentalidad ofensiva daría a
pensar que sufriríamos en defensa por izquierda, pero su capacidad de
recuperación y velocidad lo hacen un jugador bastante completo. Aún hay cosas
por aprender claro está, como se vio en el minuto 91 para el empate visitante
como estaba al borde del área rival, pero a pesar de todo, el proveniente de
Sevilla es quizás la mejor compra del verano hasta ahora.
Por su parte Javier Manquillo
tuvo un partido correcto. Sólido en defensa bloqueando pases una y otra vez al
punto de que el Ludogorets tuvo que volcar la mayoría de sus ataques por sector
izquierdo. Al joven proveniete del Atlético de Madrid aún le queda por mejorar
mucho en ataque donde es menos preciso. Sus centros, aún no tienen la
peligrosidad que los de su compatriota, pero su entrega y participación son
destacables; nunca se esconde y tuvo la audacia de lanzarse al área para que
Henderson lo encontrara solo frente al portero, lamentablemente, no pudo
definir, pero esa audacia y entrega rindieron sus frutos cuando en el último
minuto, en una presión al portero que quizás algún otro jugador no hubiese, encontrara
su recompensa y ganara el penal que significó la victoria. Con su juventud, y
toda una carrera por delante, solo le queda seguir mejorando; y por lo visto
hasta ahora, el futuro es prometedor.
Más delanteros = goles.
No es una regla del fútbol que el
jugar con más atacantes necesariamente significará que se marcarán más goles,
pero para este Liverpool, parece serlo. Los Reds han marcado 8 goles esta
temporada y 7 de estos han llegado cuando hay dos delanteros en cancha. Ya la
temporada pasada se vio que tanto Sturridge como Suárez no eran tan efectivos
cuando jugaban por si solos, y lo mismo está ocurriendo esta temporada. Ni con grandes jugadores por las bandas como Sterling o Markovic se ha encontrado el camino al gol, quizás con algo más de disciplina táctica por parte del delantero de turno para quedarse en el área a esperar los servicios, la historia cambie, y el partido de Capital One Cup puede ser un buen día para experimentar, pero de momento el esquema con dos puntas es el que ha ayudado al equipo de Rodgers a conseguir más espacios y crear más ocasiones. Tras el
ingreso de Lambert se marcó ante el Soton y el City; ante los Spurs con
Balotelli y Sturridge de arranque, se vio al mejor Liverpool, ayer nuevamente,
con el ingreso de Borini, los Reds lograron abrir el cerrojo búlgaro. La
formación del diamante con dos arriba parece ser la vía a seguir, al menos
hasta que Lallana acumule el rodaje necesario para alcanzar su forma y Coutinho
vuelva a ser el mismo, y con un equipo tan físico y cerrado como el West Ham en
el horizonte, Rickie Lambert que ha aportado más de lo que muchos reconocen,
puede ser una pieza muy importante.
Falta rodaje y acople.
Tras tantos fichajes era evidente
que el período de adaptación sería crucial para el funcionamiento de estos
Reds. Tantas caras nuevas juntas en el once inicial le han costado a los Reds
mucha fluidez en su juego. Esto se suma a la falta de juego de algunos
jugadores como el caso de Adam Lallana que tras un largo período fuera, se nota
aún fuera de ritmo y forzando cosas que con el tiempo le saldrán con más naturalidad.
Otro jugador al que el estado forma le ha mermado un poco, como ya Rodgers lo
ha dicho, es Balotelli, quien no está en el mejor estado físico debido a su
retraso en la pretemporada con respecto al resto, pero poco a poco el italiano
empieza a mostrar lo mejor de sí como ayer pudo verse por momentos.
Estreno de lujo.
Mario Balotelli celebró su primer
tanto con los Reds. El excéntrico delantero italiano no pudo haber elegido
mejor momento para estrenarse que en Champions League, en Anfield, y cuando el
equipo más lo necesitaba. Se ha mostrado muy participativo el 45, pidiendo el
balón y saliendo del área para conectarse con sus compañeros, y casualmente es
algo en lo que Rodgers desea trabajar para evitarlo. En la rueda de prensa tras
el partido, el norirlandés destacó como desea que Balotelli esté más en el
punto penal cuando el balón se abre a la banda, y no detrás del mismo. Es
quizás esta la razón por la cual el Liverpool ha promediado casi 10 centros más
por partido que la pasada temporada. El juego debe ajustarse a las nuevas
piezas disponibles.


KENNY DALGLISH: JAVIER MANQUILLO. La audacia del joven español valió 3 puntos para los Reds consiguiendo el penal decisivo que significó la victoria. El joven dio un partido completo en defensa y en ataque y recibió elogios del capitán que en todos los partidos se ha notado muy vocal con el lateral: «Ese es el tipo de defensor que es él, siempre un paso adelante; es agresivo y muy ofensivo, y obtuvo su recompensa por ser agresivo y ambicioso.»
JOHN BARNES: ALBERTO MORENO. El lateral izquierdo fue probablemente el mejor del partido. Un dolor de cabeza para los búlgaros toda la noche con sus galopadas y peligrosos servicios desde la banda que una y otra vez buscaron rematador en Balotelli, Lallana, Henderso y compañía. Al final dio la asistencia para abrir el marcador y rápidamente se ha convertido en un favorito de la afición.
CALAMITY JAMES: PHILIPPE COUTINHO. El brasileño parece haber dejado todo su fútbol en el encuentro de pretemporada ante el Dortmund; luego de dar de las mejores asistencias de su carrera, no ha vuelto a ser ni sombra de aquello a pesar de su regreso a la selección brasileña. Lento e impreciso, ve amenazado su puesto con la vuelta de Allen y una vez que Lallana coja ritmo.

RAZOR RUDDOCK: Desierto.