Liverpool 2 – 1 Wolverhampton

septiembre 24, 2011 19 Por Esto es Anfield

Lobo con piel de cordero

Adam y Luis Suárez fueron los autores de los dos golazos de hoy
El Liverpool logró la victoria hoy en un partido en el que tuvo que solventar como pudo, sobre todo en la segunda parte tras diversos errores a la hora de defender, como de contundencia por alto, las acometidas del Wolverhampton que la falta de puntería fue clave a la hora de finalizar con éxito sus ocasiones. Steven Gerrard reapareció en Premier League en el minuto 81 y Luis Suárez, el jugador más peligroso y desbordante del partido, se marchó muy enfadado del campo al ser sustituido. El próximo partido de Premier será el derby de Merseyside ante el Everton y el próximo rival en la Carling Cup es el Stoke City. Ambos partidos serán a domicilio.

Por Jony (@Jony_TF)
El Wolverhampton volvía a Anfield, estadio donde la temporada pasada con Hodgson al frente del equipo Red, rompieron la racha de 27 años sin lograr la victoria en el feudo del Liverpool.
Mc Carthy confeccionó un equipo que buscara las contras, pero también que intentase jugar la pelota con criterio. Los primeros minutos del partido no había un claro dominador, ambos querían apoderarse de la pelota, sin entrar en el típico rol de juego entre equipo local y visitante, hasta que en el minuto 11, Charlie Adam, con un soberbio gol desde fuera del área con la ayuda inestimable de la cabeza de Johnson, que cambió el rumbo del balón introduciéndolo en su propia portería, puso por delante a su equipo. Era la primera ocasión clara en lo que iba de partido y llegó en el mejor momento posible.
A partir de este momento, el conjunto Red empezó a mejorar en el juego, dominar y a llegar con insistencia a la portería rival.
En el minuto 13, Andy Carroll está apunto de marcar en un remate de cabeza a saque de esquina de Downing, pero su disparo picado y bien dirigido, lo paró con brillantez Henessey. En el minuto 20, Pepe Reina manda una buena pelota en largo a Luis Suárez que controla, se va de la defensa rival en velocidad, al ser tapado por Johnson al borde de la línea del fondo, se zafa del defensor con un tacón y pasa raso al punto de penalty a Downing, pero el portero rival lo despeja como puede.
2 minutos más tarde, Carroll sube bien la banda y pasa en diagonal a Suárez, que aunque se tira para lograr conectar con la pelota, no llega por poco.
Eran los mejores minutos Reds del partido, que se unirían a la buena jugada de Enrique, Downing y Suárez del minuto 30, que acababa con un disparo desviado pero peligroso del uruguayo.
Los de McCarthy que apenas lograron inquietar la portería local en esta primera parte, tuvieron su ocasión más clara en el minuto 34, donde un golpe franco ensayado justo en la línea del área grande, está apunto de entrar sino es por el despeje de Lucas Leiva a disparo colocado de Edwards.
3 minutos después de esta clara ocasión rival, Luis Suárez marca el segundo gol en el mejor momento posible del partido. El delantero uruguayo se encuentra con un magnífico balón a pase de Enrique, que coge la espalda de la defensa rival, el delantero se lo lleva pero no con mucha velocidad por la posible duda de que el árbitro señalase fuera de juego y tras haces dos recortes a la defensa que llega a taparle, mete el balón dentro de la red en el hueco más pequeño y en el palo que defendía el portero.
El Liverpool termina la primera parte jugando muy bien al fútbol, dominando y llegando siempre con criterio y peligro.

Carroll lo intentó de todas las formas posibles, pero su gol no llegó
El comienzo de la segunda parte fue igual que en la primera parte, ambos equipos dominaban por igual, pero esta vez el Wolverhampton empujaba con más fuerza a la defensa rival, que volvió a demostrar su debilidad en el gol encajado.
En el minuto 48, Fletcher marcaba tras pase de Hunt en un claro error tanto en marcaje como a la hora de cerrar huecos de la defensa Red.
Tras este gol no se produce la misma reacción que con el gol en propia puerta de Johnson a disparo de Adam, ya que el Liverpool siguió intentándolo en ataque y no se vino atrás. En el minuto 49, Luis Suárez está apunto de marcar, pero el portero rival para por puro reflejos de forma milagrosa y en el minuto 51, Carroll golpea de cabeza un pase de Downing al palo. En el minuto 52, Adam corre toda la mitad del campo contrario hasta llegar al borde del área, donde en la salida de un defensor pasa a Downing que casi marca.
Pero a partir del minuto 64, el Wolverhampton se quita la piel de cordero y muestra sus garras, haciendo que la defensa Red tenga mucho trabajo acumulado. Las jugadas ensayadas, los pases al hueco y los balones por alto eran lo que estaba haciendo sufrir mucho a la defensa liderada por Carragher. Tan sólo la mala puntería visitante, hacía que el marcador siguiese en victoria local. O’Hara y Jarvis eran los mejores en estos minutos, sustituyendo a Adam, Downing y Suárez que fueron los mejores en los minutos anteriores.
El partido acababa con acometidas en ataque de ambos equipos, donde destacaría la insistencia de Carroll en anotar un gol, pero también en la importancia de su juego en beneficio del equipo. En una ocasión el delantero inglés gana un balón por alto, la baja y se la pone raso a Leiva, que finaliza con un disparo lamiendo el palo derecho del portero del Wolves. Y en otra ocasión, Luis Suárez realiza una buena jugada por la banda, sorteando a varios rivales, al entrar dentro del área pequeña le pone un buen balón a Carroll pero éste no logra de conectar con el balón y erra lo que hubiera sido el gol que tanto buscó durante el encuentro.
Goles: 1-0, 11′ Johnson propia puerta; 2-0, 37′ Luis Suárez; 2-1, 48′ Fletcher.
Liverpool: Reina; Enrique, Carragher, Skrtel, Kelly; Downing, Adam, Leiva, Henderson (Kuyt 71′); Luis Suárez (Gerrard 81′), Carroll.