Liverpool 1 – 1 Wigan

febrero 12, 2011 10 Por Esto es Anfield

Cuando el balón no quiere entrar



Por Jony. (@Jony_TF)

El equipo Red consigue, de forma injusta por cómo ha transcurrido el partido, un empate que rompe con la racha que llevaban de 4 victorias consecutivas sin encajar un gol con Luis Suárez de titular y jugando todo el encuentro.
Gerrard y Agger al final fueron descartados por no estar en condiciones de jugar. Se realizó un emotivo minuto de silencio con el himno del club sonando en Anfield como homenaje a Bob Paisley, ya que este lunes se cumple el 15º aniversario de su fallecimiento.

El partido empezó con una jugada discutida. Luis Suárez, en el minuto 3, es derribado por un defensa Latic dentro del área pero, no sólo no pitan el penalty, sino que advierten al jugador verbalmente para que, según el árbitro, no vuelva a tirarse.

Los primeros minutos son para el Wigan, que juegan bien, sin complejos y poco a poco van creando peligro. N’Zogbia es el jugador a parar y el mejor de ellos. Si no fuese porque de vez en cuando «se le va la cabeza», sería un crack.

El Liverpool no llega fácil, les cuesta tocar, pero se mantienen fuertes en defensa. Luis Suárez está muy participativo, se le ven buenas maneras, aunque tiene mala suerte porque no le sale todo lo que intenta y hace muchos aspavientos con los brazos cuando las cosas no le salen bien.

Según van transcurriendo los minutos, «la tortilla» se da la vuelta y el conjunto de Kenny Dalglish empiezan a jugar bien, dominan el juego y atacan con claridad, pero no finalizan bien las ocasiones. El Wigan en cambio se encierran atrás y se dedican a contra golpear.

En el 24′ llega el premio por este gran juego. Fabio Aurelio, pegado a la banda izquierda, lanza un centro que es sacado por el defensor del equipo visitante con la cabeza, con la mala fortuna (para ellos) que acaba en el lugar propicio para que Meireles encañone de volea y sin dejarla caer el balón, acabando en gol.

Dos minutos más tarde Luis Suárez recorta a otro defensor con un cambio de velocidad endiablado y terminando en disparo cruzado que toca en el poste.

Los de Roberto Martínez no se echan atrás e intentan en los minutos finales de la primera parte conseguir el empate. En el 43′ una falta lanzada por N’Zogbia es parada con apuros por Reina, que tiene que medir el bote que da el balón antes de que pueda llegar al portero español.

La primera parte acaba con un Liverpool jugando bien, tocando la pelota con criterio y defendiendo con sobriedad.

La segunda parte comienza mal. Los Latics en el 47′ están apunto de marcar tras el centro de Moses que Rodallega remata, con Skrtel respirándole encima, fuera lamiendo el poste derecho de Reina.

En el 54′ se produce la posible clave en los trágicos acontecimientos del partido, ya que con el portugués alguna ocasión de gol hubiera acabado dentro de la portería. Meireles es sustituido por N’Gog y se va al banquillo con síntomas de que está tocado.

En el 63′ Maxi le da un pase en corto a Kuyt, que dispara raso y pegado al palo, pero Al-Habsi para bien.

Un minuto después, en el único error defensivo en 5 partidos, el Wigan empata el encuentro. N’Zogbia lanza un centro al área Red, que es levemente tocado de cabeza por un jugador visitante y rematado a gol por Gohouri. La defensa, además de que estaba muy mal situada, no estaba atenta a los marcajes.

Después del gol el equipo se muestra un poco tocado moralmente, pero poco a poco va ganando en confianza y va atacando con insistencia para lograr la victoria.

En el 71′ Luis Suárez realiza una jugada personal en la que se va de varios defensas Latics en velocidad y en el último, que se lo lleva haciendo un auto-pase, no llega por poco para dar lo que hubiera sido un buen pase a Maxi que podría haber acabado en gol.

En el 76′ el uruguayo otra vez tiene un gol cerca. En el saque de una falta que fue provocada por él mismo, la lanza con calidad pero el balón lo repele el larguero.

Más tarde en el 83′ un buen pase al hueco de Glen Johnson a Maxi, que el argentino pasa rápidamente a Suárez, es disparado alto pero a pocos centímetros de la portería.

El equipo se está volcando al ataque para conseguir la victoria y acaba el partido con el empate con dos ocasiones más.

En el 87′ Fabio Aurelio dispara con potencia en el área grande un balón que se va fuera rozando el larguero, y en el 90′ Skrtel remata un saque de corner con la cabeza y con la mala fortuna de que el balón se vuelve a ir fuera rozando el larguero.

El Liverpool empata un partido que sin duda se mereció ganar, pero en esto del fútbol por muchas veces que llegues al área si el balón no quiere entrar, no entra. El único error defensivo en 5 partidos nos ha costado caro pero, aunque se haya empatado, lo han dado todo para conseguir la victoria y la pérdida de los dos puntos es menos dolorosa.

Luis Suárez hizo su debut completo en el equipo, jugó muy bien, se le ve con ganas y con mucha hambre de hacer goles. No se viene abajo si algo no le sale bien y tiene el gol muy metido en la cabeza. Hoy fue el mejor del partido a pesar de la mala suerte que tuvo de cara al gol. El único problema que le podemos achacar al uruguayo son los continuos aspavientos con los brazos cuando algo no le sale bien o no le pitan lo que quiere.

El próximo encuentro de Premier League será dentro de dos fines de semana ante el West Ham, último clasificado, a domicilio.

La próxima semana y la siguiente tendremos que cambiar el chip al de la competición europea, ya que nos enfrentamos al Sparta de Praga en competición de Europa League. El primer encuentro es fuera, y el segundo en Anfield.