La Previa: Liverpool – Cardiff City.

febrero 25, 2012 11 Por Esto es Anfield
Y al fin… Wembley.

Casi 16 años después llega nuevamente la oportunidad de volver a subir los triunfales 39 escalones de los campeones del estadio de Wembley. Demasiado tiempo transcurrido. Tiempo en el cual el Liverpool ha cosechado triunfos en el «exilio» copero del Millenium de Cardiff, pero tiempo también, en el cual el club ha vivido sus tiempos más convulsos en décadas que le ha ido alejando de la primera línea del fútbol británico y europeo. El título que mañana se pone en juego, quizás sepa a poco a la gran mayoría de supporters. Pero nadie debe olvidar de dónde venimos, y sobre todo, a dónde nos podría conducir el reecontrarse con un título. Sería el hecho irrefrutable de que algo se empieza a hacer bien en el seno del club y del equipo que dirige Kenny Dalglish. ¡¡A GANAR!!

Por Stubbins. (@El_Stubbins)

«Quiero subir esos 39 escalones y levantar la copa por encima de mi cabeza.» Así de contundente y seguro se mostraba Steven Gerrard en una entrevista previa a la final de mañana domingo. El Capitán, es el vivo reflejo de las sensaciones que viven todos los supporters antes de que el balón ruede en el césped de Wembley. Son 6 años ya desde que el Liverpool levantara su último trofeo conquistado (la FA Cup 2006) y el hambre de títulos y de regresar a la senda del triunfo es máxima.

Bellamy está llamado a ser uno de los protagonistas de la final ante el equipo de su ciudad.
Acude el Liverpool a Wembley con todos sus efectivos a pleno rendimiento, salvo la consabida baja de Lucas Leiva. Daniel Agger regresa a la convocatoria tras estar ausente la semana pasada en el partido de FA Cup frente al Brighton. También Craig Bellamy estará disponible para Kenny Dalglish, tras haber superado mediante inyecciones sus dolores de espalda. El delantero galés es sin duda uno de los protagonistas de la final, al ser nativo de Cardiff y haber defendido durante una temporada la camiseta del club galés. Durante su estancia, Bellamy consiguió colocar a los Bluebirds en el play-off de ascenso a Premier League, pero el Reading les arrebató el sueño del ascenso.

El Cardiff City llega a Wembley tras haber realizado una campaña en la competición con grandes sobresaltos como el pase de ronda en la prórroga frente al Huddersfield Town, o su drámatico pase en la tanda de penaltys ante el Leicester City. Tanda de penaltys que repetiría en las semifinales a doble partido ante el Crystal Palace, dónde su portero Tom Heaton se erigió en el héroe al detener varios penaltys, que pusieron a los Bluebirds camino de Wembley.

Un estadio de Wembley, que paradógicamente, no resulta ni mucho menos extraño para el conjunto galés, al contrario que al Liverpool. La de mañana será la cuarta ocasión en la que los galeses se plantan en la catedral futbolística mundial. La más sonada sin duda, su pariticipación en la final de la FA Cup del 2008, donde cayeron derrotados por el Portsmouth FC.

El meta Tom Heaton ha sido el gran héroe de los galeses en su camino a Wembley.
Tan solo tres jugadores de la actual plantilla del Cardiff que disputaran aquella final, siguen en el club. Kevin McNaughton, Stephen McPhail y Peter Wittingham. Nombres que seguramente no dirán nada a los supporters, como la amplia mayoria de los jugadores del equipo entrenado por Malky Mackay, donde tan solo resaltan el nombre del goleador escocés Kenny Miller y la presencia en el eje de la defensa de Anthony Gerrard, primo del capitán del Liverpool Steven Gerrard.

Históricamente, los enfrentamientos entre Liverpool y Cardiff City, son partidos con un alto índice goleador. En las 29 ocasiones precedentes en las que ambos clubes se han enfrentado, la media de goles ha sido de 3,2 goles por partido. La última vez que Reds y Bluebirds se vieron las caras, fue en la cuarta ronda de Carling Cup de la temporada 2007/08. En esa ocasión, el Liverpool se impuso por 2-1 en Anfield con goles de El Zhar y de Steven Gerrard. En las filas del Cardiff City actuó Robbie Fowler que recibió una atronadora ovación a su regreso a Anfield.

Todo está dispuesto pues para una final en la larga historia del Liverpool. Una cita que ningún supporter que se precie puede perderse en ningún rincón del mundo. Ojalá nos encontremos ante la colocación de la primera piedra de la construcción de un nuevo y legendario equipo a añadir a los libros de historia. El primer paso, está a punto de darse. Que sea el primero de una larga trayectoria de títulos.

COME ON YOU REDMEN!!!

¡¡¡VAMOS ROJOS!!!