La Pizarra EEA: Norwich City 2-3 Liverpool

La Pizarra EEA: Norwich City 2-3 Liverpool

abril 21, 2014 9 Por Javi Cordero

El Liverpool sufre, Sterling hace sufrir


El equipo dirigido por Brendan Rodgers encadenó su undécima victoria consecutiva en Premier League tras lograr una trabajada victoria ante el Norwich en Carrow Road. Un estelar Sterling dio los tres puntos a los reds y mantiene intactas las esperanzas de cara a la consecución de la Premier League.

Javier Cordero (@Javi15195)

Brendan debía mover piezas. Las ausencias de Sturridge y Henderson hicieron que el mánager irlandés alinease a Leiva y Allen como interiores. El dibujo cambió a 4-3-2-1 con Sterling y Coutinho formando una doble mediapunta con libertad para moverse. Tanto el inglés como el brasileño se compenetraron de maravilla a la hora de generar fútbol en el campo del Norwich. Mientras el Liverpool realizaba una salida muy elaborada, el ex del QPR era el que solía venir a recibir a campo propio para ayudar en la iniciación y avanzar con claridad hacia la portería contraria.
En ocasiones también podíamos ver a Coutinho tratando de enlazar en la salida, por lo que provocaba que los interiores pisaran el campo de los locales con bastante asiduidad. Ya en campo rival, los movimientos más repetidos eran los apoyos del ex del Inter para proyectar a Allen y sus continuas apariciones en banda izquierda. El objetivo era claro: darle el máximo espacio a Sterling para que conduciera y verticalizara en todo momento.
Los mapas de ambos jugadores en la primera parte demuestran su importancia en la movilidad para crear espacios.



Coutinho alternó sus posiciones en apoyo en 3/4 con movimientos en banda. Mientras tanto, Sterling tuvo una mayor presencia en el eje longitudinal del campo

Tras marcar dos goles en pocos minutos, el equipo comenzó a bajar su caudal ofensivo y a usar un bloque bajo para defender. La estructura 3+2 seguía presente en defensa.
Los reds no sufrieron no mucho en el primer tiempo, pero en el segundo el Norwich comenzó a ser más ancho y más profundo por fuera. La estructura más implicada en defensa en la medular (Gerrard + Allen-Leiva). El Liverpool comenzó a ser bombardeado con centros y ahí el equipo sufre bastante. Para contener la hemorragia, el equipo pasó a un 4-1-4-1 donde los laterales tenían ayuda de los extremos y el centro no sufría inferioridad numérica.

Sin embargo, la banda derecha seguía sufriendo y concediendo envíos aéreos. Sterling no llegaba y el equipo seguía resintiéndose. Tras el 2-3 de Snodgrass, Brendan Rodgers movió banquillo y decidió fortalecer el área con defensa de cinco: Allen por Agger y cambio a 5-2-3.
Al final, el equipo consiguió tres puntos que son una inyección de moral importantísima para afrontar los tres partidos restantes de liga. La próxima cita: el Chelsea de Mourinho en Anfield. La Liga se decide en feudo red.