La opinión sobre el #LFC 1-1 Norwich City: Ings, Moreno y poco más

La opinión sobre el #LFC 1-1 Norwich City: Ings, Moreno y poco más

septiembre 21, 2015 3 Por De Castro

Ings, Moreno y poco más


Por Jorge De Castro (@jorge_decastro)
Tras haberse cansado de intentar con el 4-3-3 que no rindió
frutos en los primeros encuentros de la temporada, Brendan Rodgers volvió a la
fórmula que le rindió buenos frutos en la segunda vuelta de la pasada campaña
con 3 en el fondo y dos en punta ante la vuelta de Daniel Sturridge y la inclusión
de Mamadou Sakho luego de su partidazo del jueves en la Europa League. A pesar
de haber jugado quizás el mejor encuentro de la temporada, dejando a un lado la
primera mitad ante el Arsenal, no se pudo pasar del empate en casa ante un
rival mediocre, y lo que debía ser el inicio de una racha de victorias, solo ha
dejado más interrogantes y frustraciones.

Moreno pide cancha.
El español fue por mucho el mejor en el campo. Dio una
asistencia y pudieron haber sido más si sus compañeros hubiesen estado más
finos en la definición; además estuvo cerca del gol con un soberbio remate que
Ruddy detuvo. Sus carreras por la banda no cesaron a lo largo de los 90
minutos, dejando rivales en el camino y ayudando en la salida combinándose muy
bien con Sakho y Lucas para darle fluidez al juego desde atrás y habilitando
bien al resto en ataque.
Ings la mejor opción en ataque.
Danny Ings se ha metido a la afición de Anfield en el
bolsillo a base de garra, entrega y buen fútbol. Ante los «canaries» le llegó lo
que le había faltado, el gol. Con menos de 5 minutos en cancha había ofrecido
más que Christian Benteke en toda la primera mitad. No se cansó de correr y sus
diagonales crearon muchos problemas a la defensa del Norwich. Además de su insistencia
en no dar ningún balón por perdido mantuvo vivo varios ataques y todo Anfield
reconoció su esfuerzo bañándolo en aplausos aunque su frustración al pasar los
minutos sin conseguir el gol de la ventaja era evidente, y algo que parece
estar claro es que el N°28 es un jugador que prefiere dejarse la vida en el
campo antes de aceptar a derrota. 
El atacante inglés se ha ganado el cariño de la afición a base de sudor.

Desenfocados
Milner tuvo quizás su peor encuentro con la camiseta del
Liverpool. El mediocentro no acertó en nada, estuvo lento e impreciso y para
desgracia de los hombres de Rodgers, en más de una ocasión era la última pieza
en la construcción de los ataques. La vuelta de Joe Allen quizás permita a
Rodgers rotar y darle descanso a Milner que más allá de lo físico, parece algo
psicológico ya que se ha visto bastante mal sobretodo en los últimos encuentros
sin Jordan Henderson a su lado.
Milner no ha estado bien en los últimos encuentros y con la vuelta de Allen podría perder su puesto
Lucas fue lo único rescatable del mediocampo del Liverpool con un partido perfecto. Su presión alta dio lugar al gol de Ings y dio un par de pases que pudieron haber sido asistencias, sobretodo una a Sturridge que Ruddy detuvo bien. El brasileño no decepcionó en su partido 200 en Premier y se necesitará de su experiencia para sacar el barco a flote.
Por su parte Coutinho es quizás el jugador que más problemas tendrá en dejar este partido atrás, considerando el fallo criminal que tuvo
para ganarlo con el mano a mano ante Ruddy que desaprovechó. En un remate
posterior dio muestras de su angustia e Ings trató de consolarlo con un abrazo.
La expulsión ante el West Ham, perderse el encuentro ante el United y ahora el
fallo ante el Norwich evidencian la dura racha del 10, y es que en la parte Red
de Merseyside, llueve sobremojado.
Fragilidad defensiva.
La solidez en el fondo mostrada en los tres primeros
encuentro de la temporada parecen haber sido una cruel ilusión considerando que
la defensa Red es ahora un verdadero chiste ante la cual no se requiere de
mucho para marcarles un gol. Sin importar quienes la conformen, llámese Skrtel,
Lovren, Can o Sakho, todos han mostrado 
sus deficiencias en algún momento determinado, pero obviamente es más
fácil criticar al croata de peor historial.
Los Reds volvieron a conceder un gol infantil, esta vez por fallo de Mignolet
Ante el West Ham se concedieron 3 goles infantiles y en su
momento se fusiló a Lovren, y con toda la razón. Luego ante el United, Gomez y
Skrtel fueron grandes responsables de la debacle. Ante el Norwich, le tocó a
Mignolet que luego pudo redimirse y evitar la derrota tras un fallo garrafal de
Sakho, y luego está Can que a pesar de rendir como central, es muy claro que no
la pasa nada bien en esa posición y en más de una ocasión se encuentra a si
mismo tratando de recuperar terreno perdido a sus espaldas. 
Un Norwich muy manso en ataque casi saca petróleo de Anfield
como lo hiciese el West Ham hace dos fechas, y es escalofriante pensar lo que
un equipo fino en ataque como un City, Leicester o Swansea, podrían hacerle a
este endeble fondo del Liverpool.
Una olla de presión.
La situación para Rodgers no pinta nada bien, tras el empate
en la Europa League se suponía que se tendría un camino relativamente sencillo
para armar una racha de 4 victorias consecutivas ante Norwich, Carlisle, Villa
y Sion. Los 3 puntos eran necesarios para aliviar la presión sobre Rodgers que
se encuentra en una racha terrible con solo 4 victorias en 15 partidos ante
Newcastle, QPR, Bournemouth y Stoke, además de sumar 10 encuentros consecutivos
sin haber podido marcar más de un gol. La situación es crítica y la presión estalló con el pitazo final con los pitidos en Anfield…