Klopp acoplando las piezas del Liverpool 2017-18 por @Javi15195

Klopp acoplando las piezas del Liverpool 2017-18 por @Javi15195

agosto 9, 2017 0 Por Javi Cordero
Análisis de los nuevos jugadores Reds

Por Javier Cordero (@Javi15195)

El periodo de fichajes para los
equipos que han cumplido los objetivos no debe ser convulso. Como norma general
no escrita se tiende a mantener los cimientos y hacer alguna decoración
interior para que la obra tenga más armonía. Eso está llevando a cabo el
Liverpool este verano, pues su modo de operar es muy explícito y no admite
dudas. Se busca darle continuidad a aquello que se ha construido y  matizarlo en la medida de lo posible para
aumentar el número de variantes sin perder la esencia de ese fútbol tan a flor
de piel. Así las incorporaciones no abren más que un abanico de posibilidades
dentro del terreno de juego una vez se acoplen.

Haciendo un ejercicio de
reflexión e integrando a estos nuevos jugadores en los planes del equipo
podemos extraer algunas de esas variantes que pueden aportar a la idea de juego
de Jürgen Klopp:

  •  Un ataque
    más ancho.
    El Liverpool FC gesta todo su juego por el pasillo central ubicando mucha
    gente entre líneas, usando pases tensos y verticales y acelerando el ritmo con
    asociaciones a pocos toques. Cuando el rival junta la línea defensiva y la del
    mediocampo encuentra muchas dificultades para generar. Con los fichajes de Robertson y Salah, gana herramientas para hacer daño por los costados si habilita a
    ambos por izquierda y por derecha respectivamente. Con la conducción del
    primero y el desborde del segundo logrará ser por fin dañino por los tres carriles y ser más imprevisible en cuanto a por dónde va a atacar. En ciertas
    situaciones del juego podrán pegarse a la cal y ser dañinos con su cambio de ritmo. A ello le sumamos el aporte de Nathan Clyne: con el
    egipcio a su lado tendrá un socio para proyectarse y llegar en carrera más
    fácilmente.

 

  • · Espacio
    para Coutinho.
    Un lateral a pie natural y profundo en su perfil, un extremo
    derecho que tira la diagonal a la espalda, un mediocentro de distribución
    rápida, gente para habilitar entre líneas… Klopp cada vez va abriendo más
    puertas para que su estrella pase por ellas. Eso parece indicar el alemán con
    su modo de ver las posibilidades de su
    plantilla con respecto al crack carioca. De un año atrás a esta parte ha ido dándole un especial acomodo en sus planes y una relevancia cada vez mayor. Los fichajes y las
    modificaciones que han surgido (ya es interior izquierdo para el alemán) van encaminados a que cuente con una comunicación más sencilla con sus compañeros y
    ofrezca su mejor versión como líder futbolístico del equipo.
  •   Centímetros en el área. Los reds consiguen
    habilitar frecuentemente a los hombres que están en el lateral del área para
    poder centrar, normalmente Clyne o el atacante que caiga hacia fuera. Una vez
    no pudieron hacerlo cuando estos llegaban en ventaja, los centros pasaron a ser
    un recurso mal explotado. La incorporación de Solanke puede sanar en cierta
    medida este problema por el mero hecho de contar con más centímetros de los
    habituales en el corazón del área. El joven delantero inglés es un futbolista
    que conoce el arte de usar el cuerpo y sus 186 centímetros pueden sumar remate aéreo o bien bajar
    balones y favorecer la llegada de la segunda línea.

 

  • ·  Firmino
    como pasador. 
    Su papel como 9 del
    equipo se lo ganó gracias a su capacidad rematadora pero sobre todo debido a su
    capacidad para moverse y juntar compañeros. Esas cualidades debía mostrarlas
    para que todo funcionase pero ante todo la primera de ellas pues durante el
    ciclo de Klopp no ha habido figura que clavase veinte goles por temporada. Así
    pues, tener a Salah y Mané en los flancos puede significar ceder parte de esa responsabilidad y hacer mostrar más intensamente
    su faceta de buen asistente. Con su buena visión de juego y su creatividad en los últimos metros, la conexión con los africanos será fructífera. En parte porque una vez se
    asome al círculo central o los ¾ de campo y haga uno de sus buenos controles
    orientados, puede girarse, encontrarles y dar rienda suelta a su velocidad.

 

 

El mercado aún no ha cerrado y el
club aún puede encontrar más complementos o quién sabe, un artículo que mejore
ciertas partes del vestuario. Se espera alguna sorpresa más de cara a la larga
temporada que se avecina. ¿Será posible?