El dilema Aquilani.

junio 26, 2011 5 Por Esto es Anfield
El italiano iniciará la pretemporada con el Liverpool FC.

Aquilani conoce cual es el futuro más inmediato que le espera. Ese futuro a corto plazo, no es otro que presentarse en las instalaciones de Melwood para iniciar la pretemporada con el Liverpool FC. Así lo confirmó Franco Zavaglia, agente del jugador, después de manifestar que pese a los deseos de su representado de permanecer en la Serie A italiana, ninguno de los equipos italianos interesados (Juventus, Inter, Milan y Napoli) parece dispuesto a pagar el precio solicitado por él.

Esta ausencia de acuerdo, provoca un serio problema a ambas partes, club y jugador. Con un Liverpool que se presta a reforzar su línea medular con jugadores británicos (Henderson ya está fichado y Adam está cerca de hacerlo) Aquilani es uno más de los jugadores que engrosan a fecha de hoy la nómina de jugadores de centro del campo disponibles para Kenny Dalglish. Gerrard, Lucas Leiva, Spearing, Henderson, Poulsen, Meireles y la posibilidad de Charlie Adam, son los nombres que pugnarán por 2 posiciones en el once titular. Demasiados nombres. Y lo que es peor, muchos de ellos sin la confianza suficiente para el técnico.

Parece claro, que el regreso a Anfield no era la opción preferida del jugador. Con esta idea preconcebida y el gran número de aspirantes a titular, la mentalidad y nivel de compromiso que pueda presentar Aquilani al inicio de los entrenamientos, es todavía un misterio. Como también es un misterio el nivel de aceptación que obtenga el jugador por parte de Kenny Dalglish. Parece claro por los fichajes realizados, que el técnico escocés lo que busca es britanizar la línea medular, dotándole de mayor músculo y mayor capacidad física. Un perfil que Aquilani está lejos de ofrecer.

Una situación complicada que debe encontrar una rápida solución. Una nueva cesión, no sería otra cosa que desembarazarse de un problema a medio plazo. El traspaso es la opción preferida por club y jugador, pero no parece el Liverpool dispuesto a aceptar ofertas por menos de la mitad del precio que en su dia pagó a la AS Roma. 20 millones de libras, que parecen muy lejos de amortizarse. Mal negocio.