Anfield Legends: Bill Shankly II

Anfield Legends: Bill Shankly II

marzo 7, 2019 0 Por Esto es Anfield

La leyenda de Shankly comenzaba a formarse.

El Stubbins.

En el segundo capítulo dedicado a la vida y obra de Bill Shankly, repasaremos sus inicios como entrenador después de retirarse de una carrera como jugador interrumpida por la 2 ª Guerra Mundial, hasta su llegada al Liverpool FC en diciembre de 1959. Durante este periodo, observaremos como la vitalidad y la determinación de Shankly, hizo reavivar a clubes que deambulaban por las divisiones más modestas del fútbol inglés y cómo descubrió a jóvenes talentos que en futuro se convierten en auténticos mitos.

Bill Shankly era del pensamiento que todavía podía ofrecer muchas cosas en el fútbol que por motivos extra-deportivos no había podido ofrecer como jugador. Este razonamiento hizo que rápidamente Shankly se convirtiera en entrenador de fútbol. La primera oportunidad en esta nueva aventura se la brindó uno de los clubes donde Shanks militara como jugador. El Carlisle United.

CARLISLE UNITED (Marzo 1949 – Junio 1951)

El club que vio jugar a Shankly durante una temporada a inicios de los años 30 y donde su tío formaba parte de la directiva, fue la primera experiencia como técnico de Bill Shankly. El Carlisle Utd. en aquellos momentos estaba inmerso en la 3rd Division y su situación geográfica en el norte de Inglaterra hacía que muchos jugadores se pensaran dos veces a la hora de fichar por el club. Pero lo que parecía un grave inconveniente, Shankly lo transformó en una gran ventaja. El técnico no paraba de motivar a sus jugadores mentalizando-los de que para el resto de los equipos hacer un largo desplazamiento en las tierras del norte por carreteras en mal estado significaba que llegaban al partido ya cansados del viaje y esto era una gran ventaja para el conjunto local. Shankly con esta mentalización consiguió que el campo del Carlisle se convirtiera en un autentico fortín.

Los métodos de trabajo y de mentalización de Shankly pronto impresionaron a los aficionados. Estos aficionados también jugaban un papel muy importante. Bill Shankly hizo entender a los aficionados que el fútbol era una buena oportunidad para reclamar ayudas para la región y hacer sentir sus necesidades en el resto del país. Pronto las gradas del estadio se llenaron.

En su primera temporada completa con el Carlisle, el club consiguió una cómoda 9ª plaza. Fue en la temporada 1950/51 cuando el Carlisle Utd. rozó el ascenso tras conseguir la 3ª posición en el campeonato de liga. Pero fue en la FA Cup donde el Carlisle dio la gran sorpresa al forzar un partido de desempate con el Arsenal después de un impresionante 0-0 en Highbury. Desavenencias con la directiva hicieron que Shankly abandonara el Carlisle para fichar por el Grimsby.

GRIMSBY TOWN (Junio 1951 – Diciembre 1953)

 

El Grimsby Town tuvo un periodo muy malo en un período muy corto de tiempo que lo hizo caer de la 1ª División en la 3ª en tan sólo tres temporadas. Shankly se encontró un club con un vestuario con la moral por el suelo y un club con unos aficionados que daban la espalda a su equipo. Los directivos del Grimsby acertaron al fichar a Shankly para hacer cambiar esta situación.

Rápidamente Shankly puso sus pioneros métodos de trabajo en práctica y después de unos inicios irregulares, el equipo consiguió 36 puntos sobre 40 posibles en las últimas 20 jornadas, lo que hizo que, el Grimsby rozara el ascenso a 2ª división.

La siguiente temporada era esperada con mucho optimismo para jugadores y aficionados que empezaron a llenar el estadio con grandes entradas para una 3ª división. Pero este optimismo rápidamente se desvaneció. Un plantel demasiado veterano y la negativa de la directiva a rejuvenecerlo con nuevos fichajes hizo que Shankly abandonara el Grimsby Town a mitad de la temporada 1952/53.

 

Workington (Enero 1954 – Diciembre 1955)

 

Bill Shankly dio un paso atrás en su trayectoria como entrenador cuando dejó un equipo histórico y con gran apoyo popular como el Grimsby Town, por el Workington. Pero Shankly afrontó su nueva aventura con el gran entusiasmo que siempre lo caracterizó en vida.

El principal problema que Shankly se encontró a su llegada al Workington, era que el equipo de rugby de la ciudad, compartía terreno de juego con el equipo de fútbol. El terreno de juego era propiedad del club de fútbol, pero el arrendamiento al conjunto de rugby, esto reportaba unos importantes ingresos para el club del esférico.

El Workington venía de estar a punto de perder la categoría en las dos últimas temporadas. Shankly coge el equipo a mitad de temporada y ya a la finalización de ésta el Workington acaba 6 puntos por encima de las posiciones de descenso en una meritoria 8ª posición.

La temporada siguiente se caracterizó por la falta de entendimiento entre Shankly y la directiva . En diciembre de 1955 al recibir una oferta de su antiguo compañero en el Preston North End, Andy Beattie, para entrenar a los reservas del Huddersfield Town, no se lo pensó y dejó el Workington.

 

Huddersfield Town (Diciembre 1955 – Noviembre 1959)

 

Shankly entró en el Huddersfield Town para hacerse cargo del equipo reserva, mientras su antiguo compañero Andy Beattie era el máximo responsable del primer equipo. Curiosamente, la trayectoria del equipo de reservas era inversamente proporcional a la del primer equipo. Mientras Shankly triunfaba con sus jóvenes promesas, el primer equipo se hundía cada vez más en el fondo de la clasificación hasta perder la categoría y bajar a 2ª división.

Esta situación llevó a la directiva a echar a Beattie y ascender al primer equipo a Shankly. En noviembre de 1956, el técnico escocés cogió el mando del Huddersfield y no se lo pensó dos veces a la hora de dar protagonismo a muchas de las jóvenes promesas que entrenaba al equipo de reservas. Una fecha ha quedado para la historia del fútbol británico fue el 24 de diciembre de 1956. Bill Shankly hacía debutar en la 2ª división a un niño de 16 años llamado Denis Law, que en el futuro se convertiría en uno de los mitos más grandes del fútbol de las islas.

La constante venta por parte de la directiva de todos los jóvenes talentos que destacaban y la falta de jugadores de calidad para reemplazarlos, hizo que Bill Shankly empezara a perder la paciencia.

En noviembre de 1959, T. Williams, Presidente del Liverpool FC, se ponía en contacto con Bill Shankly. El primero de diciembre, Shankly firmaba su contrato que lo vinculaba con la entidad de Anfield. La leyenda sólo había hecho que empezar.

Accede al primer capitulo sobre Bill Shankly aquí: Anfield Legends: Bill Shankly I